Controla tu presión alta con ayuda de algunos tips

Última actualización: 28.10.20

 

La presión arterial alta es una de las mayores afecciones que preocupa a muchos pacientes y sus familiares, pues si no se controla eficazmente genera graves problemas que afectan el corazón. Si bien, los medicamentos recetados son una manera de tratarla, también hay otras técnicas y productos naturales que pueden ayudar.

 

Esta enfermedad se diagnostica en función de la cantidad de sangre que el corazón bombea hacia las arterias, así como por el grado de resistencia al flujo de sangre en las mismas. Por ello, al existir mayor bombeo de sangre a través de unas arterias estrechas la presión arterial será más alta. 

Las personas que la padecen podrían manifestar dolores de cabeza, dificultad para respirar o sangrado nasal. Sin embargo, no son síntomas específicos de la enfermedad, y además, existen quienes han padecido hipertensión por muchos años sin presentar signos de alarma. La manera de detectarla es a través de un chequeo prolongado y una vez que se diagnostica, se debe trabajar con un experto para controlarla. 

 

Datos extras de la hipertensión

Cuando se acude a las citas médicas, el especialista mide la presión arterial con un estetoscopio o un sensor electrónico y un manguito de presión arterial. Por lo general, toma dos o más mediciones para realizar un diagnóstico seguro y en cada una de ellas se muestran la presión sistólica, que representa la presión arterial más alta, cuando el corazón late bombeando la sangre, y también la presión diastólica, que es más baja que la anterior, pues el corazón está en reposo. Así, cuando la sistólica es mayor de 140 y la diastólica de 90 es un indicio de hipertensión. 

Por otro lado, clínicamente se reconocen dos tipos, la primaria o esencial, que se desarrolla gradualmente a lo largo de los años; es decir, mientras se envejece, y la hipertensión secundaria, que es causada por alguna condición médica o el uso de determinados medicamentos. En cualquier caso, la afección se debe tratar, ya que al ejercer un exceso de presión sobre las arterias, existe el riesgo de que los vasos sanguíneos y los órganos se dañen. 

 

Tratamientos que contribuyen a equilibrar los niveles de presión arterial

El especialista de confianza siempre va a establecer un plan para el tratamiento; el cual exigirá principalmente un cambio en el estilo de vida, que fundamentalmente incluya una alimentación saludable, reducción de vicios y ejercicio frecuente. Así mismo, en función de las características de la afección, podría recetar algunos medicamentos eficaces para controlar los niveles de la presión. 

1. Dieta saludable y rutina de ejercicios

La persona con problemas de hipertensión debe seguir una dieta libre de calorías, azúcares, grasas y, por el contrario, consumir una gran cantidad de cereales, frutas, productos lácteos y verduras. Tiene que evitar a toda costa exceder su peso, pues a menudo la presión arterial aumenta con el sobrepeso. Por lo tanto, es recomendable que incluya dentro de su tiempo libre actividades físicas, las cuales también tienden a ayudar en la reducción de los valores de presión arterial.

 

2. Eliminar vicios y promover la relajación

De igual manera, es importante abstenerse de ingerir alcohol, cafeína, fumar cigarrillos o cualquier otra sustancia nociva, pues fácilmente alteran la presión arterial. Así como también reducir el estrés mediante técnicas de relajación, ya que con ello se podría evitar la ansiedad de consumir productos que se relacionan con el aumento de la misma. 

 

3. Fármacos

Si todos estos cambios no contribuyen visiblemente en la estabilidad de la presión, existen tratamientos farmacológicos que el especialista receta. En algunos casos solo se requiere un solo fármaco, pero existen quienes necesitan una combinación de dos o tres medicamentos. Entre los grupos de drogas para la hipertensión se encuentran los diuréticos, los betabloqueantes, los antagonistas del calcio,  los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y muchas más. 

 

4. Los clásicos remedios caseros

Ante la necesidad de combatir este padecimiento, las personas acuden a todo tipo de tratamientos y dietas que el especialista les recomienda. Sin embargo, desde casa también se podría tratar con unos cuantos remedios útiles que, aunque no sustituyen los medicamentos hipertensivos, ayudan a mejorar sus resultados. 

 

Ajo

Esta hortaliza, además de ser un excelente aliado al preparar deliciosos platos, también resulta ser una buena alternativa para regular la presión arterial, pues posee propiedades antioxidantes y protectoras de los vasos sanguíneos. De igual manera, favorece la producción de óxido nítrico, el cual es un gas con acción vasodilatadora que, favorece la circulación de la sangre y disminuye la presión sobre el corazón. Para aprovechar estos beneficios se podría consumir en cápsulas de ajo e incluso preparar agua aromatizada con el bulbo natural. Así que, al buscar la mejor marca de cápsulas de ajo, o propiamente la hortaliza en la tienda de confianza, se podría mantener la salud cardiovascular mediante su ingesta diaria.

Zumos

Siempre es importante incluir en la dieta frutas, aunque aquellas como el limón y arándano azul preparadas en zumos podrían generan buenos resultados en la disminución de la presión arterial. En el caso del limón, su mezcla con agua de coco en limonada permite potenciar sus propiedades diuréticas. El arándano por su parte, es una buena alternativa para tratar los riesgos cardiovasculares en personas con sobrepeso o síndrome metabólico. 

 

Infusiones

Estas han demostrado ser excelentes alternativas para combatir infinidad de enfermedades, y entre ellas la hipertensión. Algunos ejemplos son el té de alpiste que cuenta con propiedades vasodilatadoras; el té de flor de Jamaica, al favorecer tanto la disminución del peso como la tensión, gracias a su contenido de antocianinas. Otras alternativas son las infusiones de cola de caballo, un buen diurético; el té de valeriana, que actúa como un calmante y relajante; o el té de hojas de olivo, pues sus polifenoles influyen positivamente en la regulación de la presión arterial y, por ende, su regulación. 

Finalmente, es importante recordar que el contar con la ayuda de los familiares y amigos es uno de los mejores tips para tratar y controlar este tipo de alteraciones, pues son los principales motivadores que incitan a llevar un estilo de vida saludable.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments